Preguntas Frecuentes
¿QUÉ ES LA BOLSA DE PRODUCTOS?

Es una sociedad anónima abierta especial, que tiene por exclusivo objeto proveer a sus miembros el local y la infraestructura necesaria para realizar eficazmente, las transacciones de productos mediante mecanismos continuos de subasta pública, asegurando la existencia de un mercado equitativo, competitivo y transparente.

La Bolsa de Productos de Chile, Bolsa de Productos Agropecuarios S.A., opera a través de sistemas electrónicos de negociación, ofreciendo la plataforma más segura y eficiente para la realización de los negocios.

La Bolsa de Productos de Chile nace como punto de encuentro entre el mundo agrícola y el financiero.

Las razones fueron hacer más eficiente y transparente la comercialización de los productos agrícolas y mejorar el proceso de canalización de ahorro para inversión hacia el sector silvoagropecuario de Chile.

¿QUÉ LEY LA REGULA?

La Ley 19.220, que Regula Establecimiento de Bolsas de Productos Agropecuarios.

¿QUÉ ENTIDAD LA FISCALIZA?

La Superintendencia de Valores y Seguros.

¿CUÁLES SON SUS OBJETIVOS?

• Hacer líquidos stocks inactivos de productos.

• Financiar productos a bajo costo.

• Generar nuevas alternativas de inversión.

• Optimizar la recuperación del IVA.

• Integrar a las PYMES al mercado de capitales.

¿CUÁNDO SE APROBÓ SU EXISTENCIA?

Mediante Resolución Nº 398, del 34 de junio de 2005, la Superintendencia de Valores y Seguros autorizó la existencia y aprobó los estatutos de la Bolsa de Productos de Chile, Bolsa de Productos Agropecuarios S.A.

¿DE QUÉ MANERA OPERA?

• Estandariza productos.

• Certifica existencia, cantidad y calidad.

• Provee un marco de seguros y garantías.

• Emite títulos homogéneos y transables.

¿QUÉ PRODUCTOS PUEDEN SER TRANSADOS?

Podrán ser objeto de negociación por intermedio de la Bolsa de Productos:

• Los productos agropecuarios y los derechos que nacen de los contratos sobre aquéllos, que cumplan con la reglamentación que al respecto determinen las bolsas;

• Los contratos de opción de compra o de venta, los contratos de futuro u otros contratos de derivados sobre productos;

• Los títulos que representen los productos, contratos y facturas referidos en los números 1) y 4) del artículo 5º de la ley 19.220, en términos tales que estos no puedan ser enajenados o gravados sino mediante el endoso de dichos títulos;

• Las facturas que se emitan con arreglo a las disposiciones de la ley Nº 19.983, que reflejen toda clase de operaciones civiles o comerciales con bienes o servicios, sean o no estos de naturaleza agropecuaria

• Los demás títulos que la Superintendencia autorice por norma de carácter general.

¿QUÉ SE ENTIENDE POR PRODUCTO AGROPECUARIO O FÍSICO?

De acuerdo al artículo 4 de la Ley 19.220 se entenderá por producto agropecuario o producto físico el que provenga directa o indirectamente de la agricultura, ganadería, silvicultura, actividades hidrobiológicas, apicultura o agroindustria, o cualquier otra actividad que pueda ser entendida como agropecuaria, de acuerdo a otras normas nacionales o internacionales, así como los insumos que tales actividades requieran.

También se comprenderán los servicios agropecuarios que se presten directamente para efectuar las actividades expresadas en el inciso anterior.

¿CUÁLES SON LAS VENTAJAS DE OPERAR VÍA SISTEMAS DE TRANSACCIÓN ELECTRÓNICOS?

• Permiten la negociación de todos los productos en forma equitativa, desde cualquier lugar.

• El inversionista puede seguir la secuencia completa de sus negocios, desde la inscripción hasta el cierre.

• Son una alternativa más segura, rápida y transparente.

• Conjugan una mayor eficiencia con más servicios.

¿QUIÉNES PUEDEN REALIZAR OPERACIONES DE COMPRA Y VENTA DE PRODUCTOS?

Cualquier persona natural o jurídica que tenga interés en invertir en los productos que se transan en la bolsa.

¿QUÉ AGENTES DEL MERCADO INTERVIENEN EN LA BOLSA DE PRODUCTOS DE CHILE?

• Los corredores de bolsa de productos;

• Los acopiadores de productos, que son quienes poseen las instalaciones especializadas de acopio.

• Los almacenes generales de depósito.

• Las entidades certificadoras de calidad.

¿QUÉ ES LA CESIÓN DE FACTURAS ?

La cesión de facturas consiste en la actividad comercial en la cual una empresa procede a ceder a un externo el derecho a cobro de una factura. De esta manera, el nuevo dueño de la factura podrá llevar a cabo el cobro del documento en cuanto se cumpla el período de vencimiento del documento. Esto es la base que permite la existencia del mercado de valores y principalmente del factoring, ya que efectivamente el factor depende de las facturas que le son cedidas para proceder a la entrega de liquidez. Pero, ¿en qué se fundamenta esta actividad? En la ley 19983, la cual define las “reglas” que se deben seguir al momento de generarse la cesión de facturas a cobrar. Esta ley, cuyo adecuado cumplimiento es administrado por la Superintendencia de Valores, regula la transferencia del crédito a otra entidad y plasma el fundamento que permite la cesión de facturas por parte de cualquier empresa y sin que ello le reporte algún tipo de perjuicio legal.

Pero, ¿y de qué le sirve a una compañía el ceder sus facturas? Principalmente, la cesión de facturas posibilita que las empresas puedan acceder al factoring, el cual consiste en la entrega de pago inmediato y por adelantado al cliente por parte del factor. Gracias a esto, el cliente no tiene que esperar que transcurran 30, 60 o 90 días para obtener el beneficio por la venta de productos o servicios. Por su parte, el factor recibirá los documentos y procederá a su cobro una vez que se cumpla el plazo establecido en el documento. Todo esto, gracias a la cesión de facturas.

Entonces, queda claro que la cesión de facturas es una actividad libre en Chile, y que además resulta ser un recurso bastante utilizado por las empresas para ceder sus documentos a las entidades que ofrecen servicios de factoring y pueden generar liquidez inmediata.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE FINANCIARSE A TRAVÉS DE LA BOLSA DE PRODUCTOS?

Un desafío clave para proveedores de grandes compañías es acceder a capital de corto plazo de manera simple y a bajo costo, y la Bolsa de Productos es el lugar correcto para hacerlo.

En el mercado de facturas, con tasas inferiores a las otras alternativas, puede convertir sus facturas en capital de trabajo sin asumir responsabilidad y sin que la operación contituya deuda.

También puede acceder a financiamiento de su inventario a través de Pactos de Retrocompra (Repos) sin aval o garantías adicionales, quedando el producto como garantía.

Mediante procesos simples y claros, podrá ahorrar dinero, tiempo, reducir gastos administrativos y liberar lineas bancarias.

¿Cómo se hace liquidez a partir de las facturas en la Bolsa de Productos?

La cesión de facturas es la actividad comercial en la cual una empresa cede el derecho a cobro de una factura. El nuevo dueño de la factura podrá llevar a cabo el cobro del documento en cuanto se cumpla el período de vencimiento del documento.

Esto posibilita que los proveedores puedan acceder al pago inmediato de su factura. Por su parte, el corredor venderá la factura a un inversionista. Estas facturas son de grandes empresas que están inscritas en la Bolsa de Productos.

Las empresas que necesitan liquidez inmediata pueden acceder a la cesión de facturas a través de la Bolsa de Productos, con los siguientes beneficios:

  • • No tiene que esperar que transcurran 30, 60 o 90 días para obtener el pago por la venta de su producto o servicio
  • • No es necesario dejar un monto en garantía
  • • El porcentaje de descuento de la factura en el último año está en el rango de 0,5% a 0,7% mensual
¿CUÁLES SON LAS PROTECCIONES LEGALES DE LA BOLSA DE PRODUCTOS?

La Bolsa de Productos es una muy buena alternativa de inversión ya que tiene rentabilidades dos o tres veces superiores a otros productos de renta fija de riesgo equivalente, como por ejemplo, los depósitos a plazo.

Está regulada por la Comisión para el Mercado Financiero, entidad que se apoya en la Ley 19.220 para establecer la normativa mediante la cual se rige la Bolsa de Productos.

Originalmente fue fundada para brindar mayor transparencia a la comercialización de productos agrícolas, y hoy en día se está transformando –a partir de la nueva ley– en la Bolsa de Productos Alternativos.

Respecto a los requisitos legales para transar facturas, se consideran:

  • • Facturas originadas en cualquier actividad económica
  • • Facturas Irrevocablemente aceptadas (mérito ejecutivo según Ley 19.983)
  • • Fecha y montos confirmados, según Manual de Operaciones con Facturas BPC
  • • Las facturas son cedidas a la Bolsa por el Emisor o Cedente Calificado (factoring)
  • • La Bolsa es responsable de la custodia y recaudación

En tanto a las protecciones legales, estas son:

  • • Facturas con mérito ejecutivo y previamente confirmadas por el pagador (Ley 19.983)
  • • Custodia en la Bolsa opera como patrimonio separado (Ley 19.220, art. 20)
  • • Son inoponibles a los adquirentes de productos y facturas en bolsas, las prendas, embargos, prohibiciones de enajenar, compensaciones legales o convencionales, entre otros (Ley 19.220, art. 21)
  • • Mercado regulado y supervisado por CMF
  • • Pagadores registrados públicamente (CMF y BPC)
¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE LA BOLSA DE PRODUCTOS Y EL FACTORING ?

El mercado de capitales chileno es amplio y entrega diferentes soluciones para la pequeña y mediana empresa. Aquellos clientes que necesitan acceder a liquidez inmediata adelantando el pagos de sus facturas pueden recurrir tanto al factoring como a la Bolsa de Productos. Y si bien ambos se parecen, no son lo mismo.

Factoring

Financia las facturas sin mérito ejecutivo, por lo cual necesita un mandato pagaré o pagaré para cubrirse en caso de no pago. Al no tener mérito ejecutivo, está asumiendo un riesgo mayor, por lo que tiene una tasa más alta. Por otra parte, al tener un riesgo mayor, normalmente se anticipan entre el 95% al 98% de los fondos.

Bolsa de Productos

En este caso las facturas ya se encuentran con mérito ejecutivo. Lo que permite el mérito ejecutivo es que el riesgo sea contra el pagador, que en el caso de la Bolsa de Productos son las grandes compañías. Esto permite vender las facturas sin responsabilidad del proveedor, y en el caso de estar confirmada la fecha de pago, recibir el 100% del monto. En estos casos, al tener menos riesgo, la transacción tiene una tasa más baja.

Ambos modelos de negocio se complementan, porque mientras el factoring asume los casos donde hay más riesgo, la Bolsa de Productos financia cuando este es menor.

Otras diferencias son:

1. Su bajo costo

La Bolsa de Productos cuenta con tasas mucho menores que el factoring. Esto es importante porque parte considerable del porcentaje que se descuenta del monto abonado al cliente se va en el pago de intereses. Tomar en cuenta que la BPC ofrece cifras mucho más competitivas es un factor clave al momento de tomar la decisión.

2. No requiere de garantías

El factoring recurre a la retención de un monto en garantía para acceder a la prestación del servicio, el cual no es necesario en la BPC. Esto la convierte en una alternativa mucho más llamativa.

3. Un sistema electrónico

Los productos involucrados en la BPC operan mediante sistemas de transacción electrónicos; esto ayuda a que el cliente pueda efectuar un seguimiento de las transacciones de principio a fin. A su vez, lo hace una alternativa mucho más confiable que su competencia.

4. Sin responsabilidad

Traspase el cobro de su factura, sin responsabilidad, a la Bolsa de Productos. Lo importante para el mercado es la evaluación de riesgo del pagador, quien debe estar previamente calificado e inscrito en la BPC.

Es una sociedad anónima abierta especial, que tiene por exclusivo objeto proveer a sus miembros el local y la infraestructura necesaria para realizar eficazmente, las transacciones de productos mediante mecanismos continuos de subasta pública, asegurando la existencia de un mercado equitativo, competitivo y transparente.

La Bolsa de Productos de Chile, Bolsa de Productos Agropecuarios S.A., opera a través de sistemas electrónicos de negociación, ofreciendo la plataforma más segura y eficiente para la realización de los negocios.

La Bolsa de Productos de Chile nace como punto de encuentro entre el mundo agrícola y el financiero.

Las razones fueron hacer más eficiente y transparente la comercialización de los productos agrícolas y mejorar el proceso de canalización de ahorro para inversión hacia el sector silvoagropecuario de Chile.

La Ley 19.220, que Regula Establecimiento de Bolsas de Productos Agropecuarios.

La Superintendencia de Valores y Seguros.

• Hacer líquidos stocks inactivos de productos.

• Financiar productos a bajo costo.

• Generar nuevas alternativas de inversión.

• Optimizar la recuperación del IVA.

• Integrar a las PYMES al mercado de capitales.

Mediante Resolución Nº 398, del 34 de junio de 2005, la Superintendencia de Valores y Seguros autorizó la existencia y aprobó los estatutos de la Bolsa de Productos de Chile, Bolsa de Productos Agropecuarios S.A.

• Estandariza productos.

• Certifica existencia, cantidad y calidad.

• Provee un marco de seguros y garantías.

• Emite títulos homogéneos y transables.

Podrán ser objeto de negociación por intermedio de la Bolsa de Productos:

• Los productos agropecuarios y los derechos que nacen de los contratos sobre aquéllos, que cumplan con la reglamentación que al respecto determinen las bolsas;

• Los contratos de opción de compra o de venta, los contratos de futuro u otros contratos de derivados sobre productos;

• Los títulos que representen los productos, contratos y facturas referidos en los números 1) y 4) del artículo 5º de la ley 19.220, en términos tales que estos no puedan ser enajenados o gravados sino mediante el endoso de dichos títulos;

• Las facturas que se emitan con arreglo a las disposiciones de la ley Nº 19.983, que reflejen toda clase de operaciones civiles o comerciales con bienes o servicios, sean o no estos de naturaleza agropecuaria.

• Los demás títulos que la Superintendencia autorice por norma de carácter general.

De acuerdo al artículo 4 de la Ley 19.220 se entenderá por producto agropecuario o producto físico el que provenga directa o indirectamente de la agricultura, ganadería, silvicultura, actividades hidrobiológicas, apicultura o agroindustria, o cualquier otra actividad que pueda ser entendida como agropecuaria, de acuerdo a otras normas nacionales o internacionales, así como los insumos que tales actividades requieran.

También se comprenderán los servicios agropecuarios que se presten directamente para efectuar las actividades expresadas en el inciso anterior.

• Permiten la negociación de todos los productos en forma equitativa, desde cualquier lugar.

• El inversionista puede seguir la secuencia completa de sus negocios, desde la inscripción hasta el cierre.

• Son una alternativa más segura, rápida y transparente.

• Conjugan una mayor eficiencia con más servicios.

Cualquier persona natural o jurídica que tenga interés en invertir en los productos que se transan en la bolsa.

• Los corredores de bolsa de productos;

• Los acopiadores de productos, que son quienes poseen las instalaciones especializadas de acopio.

• Los almacenes generales de depósito.

• Las entidades certificadoras de calidad.

La cesión de facturas consiste en la actividad comercial en la cual una empresa procede a ceder a un externo el derecho a cobro de una factura. De esta manera, el nuevo dueño de la factura podrá llevar a cabo el cobro del documento en cuanto se cumpla el período de vencimiento del documento. Esto es la base que permite la existencia del mercado de valores y principalmente del factoring, ya que efectivamente el factor depende de las facturas que le son cedidas para proceder a la entrega de liquidez. Pero, ¿en qué se fundamenta esta actividad? En la ley 19983, la cual define las “reglas” que se deben seguir al momento de generarse la cesión de facturas a cobrar. Esta ley, cuyo adecuado cumplimiento es administrado por la Superintendencia de Valores, regula la transferencia del crédito a otra entidad y plasma el fundamento que permite la cesión de facturas por parte de cualquier empresa y sin que ello le reporte algún tipo de perjuicio legal.

Pero, ¿y de qué le sirve a una compañía el ceder sus facturas? Principalmente, la cesión de facturas posibilita que las empresas puedan acceder al factoring, el cual consiste en la entrega de pago inmediato y por adelantado al cliente por parte del factor. Gracias a esto, el cliente no tiene que esperar que transcurran 30, 60 o 90 días para obtener el beneficio por la venta de productos o servicios. Por su parte, el factor recibirá los documentos y procederá a su cobro una vez que se cumpla el plazo establecido en el documento. Todo esto, gracias a la cesión de facturas.

Entonces, queda claro que la cesión de facturas es una actividad libre en Chile, y que además resulta ser un recurso bastante utilizado por las empresas para ceder sus documentos a las entidades que ofrecen servicios de factoring y pueden generar liquidez inmediata.

Un desafío clave para proveedores de grandes compañías es acceder a capital de corto plazo de manera simple y a bajo costo, y la Bolsa de Productos es el lugar correcto para hacerlo.

En el mercado de facturas, con tasas inferiores a las otras alternativas, puede convertir sus facturas en capital de trabajo sin asumir responsabilidad y sin que la operación contituya deuda.

También puede acceder a financiamiento de su inventario a través de Pactos de Retrocompra (Repos) sin aval o garantías adicionales, quedando el producto como garantía.

Mediante procesos simples y claros, podrá ahorrar dinero, tiempo, reducir gastos administrativos y liberar lineas bancarias.

¿Cómo se hace liquidez a partir de las facturas en la Bolsa de Productos?

La cesión de facturas es la actividad comercial en la cual una empresa cede el derecho a cobro de una factura. El nuevo dueño de la factura podrá llevar a cabo el cobro del documento en cuanto se cumpla el período de vencimiento del documento.

Esto posibilita que los proveedores puedan acceder al pago inmediato de su factura. Por su parte, el corredor venderá la factura a un inversionista. Estas facturas son de grandes empresas que están inscritas en la Bolsa de Productos.

Las empresas que necesitan liquidez inmediata pueden acceder a la cesión de facturas a través de la Bolsa de Productos, con los siguientes beneficios:

  • • No tiene que esperar que transcurran 30, 60 o 90 días para obtener el pago por la venta de su producto o servicio
  • • No es necesario dejar un monto en garantía
  • • El porcentaje de descuento de la factura en el último año está en el rango de 0,5% a 0,7% mensual

La Bolsa de Productos es una muy buena alternativa de inversión ya que tiene rentabilidades dos o tres veces superiores a otros productos de renta fija de riesgo equivalente, como por ejemplo, los depósitos a plazo.

Está regulada por la Comisión para el Mercado Financiero, entidad que se apoya en la Ley 19.220 para establecer la normativa mediante la cual se rige la Bolsa de Productos.

Originalmente fue fundada para brindar mayor transparencia a la comercialización de productos agrícolas, y hoy en día se está transformando –a partir de la nueva ley– en la Bolsa de Productos Alternativos.

Respecto a los requisitos legales para transar facturas, se consideran:

  • • Facturas originadas en cualquier actividad económica
  • • Facturas Irrevocablemente aceptadas (mérito ejecutivo según Ley 19.983)
  • • Fecha y montos confirmados, según Manual de Operaciones con Facturas BPC
  • • Las facturas son cedidas a la Bolsa por el Emisor o Cedente Calificado (factoring)
  • • La Bolsa es responsable de la custodia y recaudación

En tanto a las protecciones legales, estas son:

  • • Facturas con mérito ejecutivo y previamente confirmadas por el pagador (Ley 19.983)
  • • Custodia en la Bolsa opera como patrimonio separado (Ley 19.220, art. 20)
  • • Son inoponibles a los adquirentes de productos y facturas en bolsas, las prendas, embargos, prohibiciones de enajenar, compensaciones legales o convencionales, entre otros (Ley 19.220, art. 21)
  • • Mercado regulado y supervisado por CMF
  • • Pagadores registrados públicamente (CMF y BPC)

El mercado de capitales chileno es amplio y entrega diferentes soluciones para la pequeña y mediana empresa. Aquellos clientes que necesitan acceder a liquidez inmediata adelantando el pagos de sus facturas pueden recurrir tanto al factoring como a la Bolsa de Productos. Y si bien ambos se parecen, no son lo mismo.

Factoring

Financia las facturas sin mérito ejecutivo, por lo cual necesita un mandato pagaré o pagaré para cubrirse en caso de no pago. Al no tener mérito ejecutivo, está asumiendo un riesgo mayor, por lo que tiene una tasa más alta. Por otra parte, al tener un riesgo mayor, normalmente se anticipan entre el 95% al 98% de los fondos.

Bolsa de Productos

En este caso las facturas ya se encuentran con mérito ejecutivo. Lo que permite el mérito ejecutivo es que el riesgo sea contra el pagador, que en el caso de la Bolsa de Productos son las grandes compañías. Esto permite vender las facturas sin responsabilidad del proveedor, y en el caso de estar confirmada la fecha de pago, recibir el 100% del monto. En estos casos, al tener menos riesgo, la transacción tiene una tasa más baja.

Ambos modelos de negocio se complementan, porque mientras el factoring asume los casos donde hay más riesgo, la Bolsa de Productos financia cuando este es menor.

Otras diferencias son:

1. Su bajo costo

La Bolsa de Productos cuenta con tasas mucho menores que el factoring. Esto es importante porque parte considerable del porcentaje que se descuenta del monto abonado al cliente se va en el pago de intereses. Tomar en cuenta que la BPC ofrece cifras mucho más competitivas es un factor clave al momento de tomar la decisión.

2. No requiere de garantías

El factoring recurre a la retención de un monto en garantía para acceder a la prestación del servicio, el cual no es necesario en la BPC. Esto la convierte en una alternativa mucho más llamativa.

3. Un sistema electrónico

Los productos involucrados en la BPC operan mediante sistemas de transacción electrónicos; esto ayuda a que el cliente pueda efectuar un seguimiento de las transacciones de principio a fin. A su vez, lo hace una alternativa mucho más confiable que su competencia.

4. Sin responsabilidad

Traspase el cobro de su factura, sin responsabilidad, a la Bolsa de Productos. Lo importante para el mercado es la evaluación de riesgo del pagador, quien debe estar previamente calificado e inscrito en la BPC.

¿Interesado en vender o invertir en la Bolsa de Productos? Contáctate con uno de nuestros corredores autorizados