VENTAJAS Y DESVENTAJAS DEL FACTORING

No cabe duda de que el factoring es uno de los métodos más utilizados por las pequeñas y medianas empresas, y esto se debe a varios factores. Uno de los principales es que, en el mercado de valores se puede encontrar a múltiples entidades financieras que ofrecen el servicio. Otro factor que podemos mencionar es la gran facilidad que conceden las empresas de factoring para generar contacto y acceder a la contratación de sus servicios. Lo cierto es que, por muy masivo que sea un producto o servicio, siempre es bueno mirarlo con lupa y ver en detalle sus ventajas y desventajas.

Ventajas del factoring

Entre los beneficios del factoring se pueden mencionar varios. Y uno de los más notorios es el aminoramiento de la carga de trabajo en la empresa, ya que gracias a la contratación del factoring, la empresa contratante puede despreocuparse de toda la carga administrativa que involucra el cobro de facturas o el pago a proveedores, y centrarse solamente en buscar nuevos clientes, en entregar un mejor servicio o en aumentar su nivel de producción. Otra de las ventajas del factoring es que al momento de recurrir a ese medio de financiamiento, la empresa no pierde capacidad crediticia frente a los bancos, ya que sólo será tratado como un cobro de crédito anticipado (siempre y cuando se recurra a la modalidad “sin recurso”). A su vez, la empresa mejorará notablemente su capacidad de ingreso financiero ya que no tendrá que esperar por plazos para recibir el pago por las facturas. Junto a lo anterior, el factoring entrega flexibilidad crediticia, ya que podemos recurrir al factoring siempre que se nos haga necesario disponer de crédito, dependiendo de cuales sean las necesidades de la empresa.

Ahora bien, también es importante centrarse en las desventajas de esta alternativa de financiamiento.

Desventajas del factoring

Entre las desventajas del factoring tradicional se puede encontrar las operaciones “con recurso” o también llamadas con responsabilidad, esto quiere decir que la cliente del factoring debe pagar la factura en caso que le pagador no lo haga, lo que en otras palabras implica que se mantiene el endeudamiento para el cliente.

Por otro lado, el mercado del factoring no es un mercado regulado, por lo que las condiciones de tasa y descuentos no son conocidas y pueden ser poco uniformes.

¿Interesado en vender o invertir en la Bolsa de Productos? Contáctate con uno de nuestros corredores autorizados